Copas Menstruales

descargar archivo

Copa Menstrual: una alternativa saludable, ecológica, económica y política de vivir tu menstruación

Usar la copa menstrual es un acto político porque renunciamos a que nuestra salud ginecológica sea un negocio a favor de grandes empresas cuyo único interés es lucrar con el control de nuestro cuerpo. Y porque renunciamos a seguir contaminando nuestros cuerpos y el ambiente, eligiendo formas sanas de seguir relacionándonos con nosotras mismas y con la naturaleza.

La copa menstrual es un contenedor en forma de campana hecho con material grado médico que se inserta en la vagina durante los días de menstruación y que en vez de absorber como las toallas y tampones, colecta la sangre menstrual.

Cómo se usa:

Paso 1: hierve la copa de 30 segundos a 1 minuto, totalmente cubierta con agua.
Paso 2: lava bien tus manos.
Paso 3: relájate, busca una postura en la cual te sientas cómoda: en cunclillas, parada con un pie sobre un banco, sentada en la taza de baño son algunas opciones.
Paso 4: dobla la copa en forma de: “U” o Tulipán
Paso 5: introduce suavemente la copa en la vagina y cuando se encuentre totalmente adentro, suéltala. A algunas mujeres les ayuda girarla para que abra dentro.

Para retirarla:

  1. Introduce los dedos pulgar e índice en la vagina, entre la copa y la pared vaginal, pellizca un poco la copa para romper el vacío y jala.
  2. Vacía la copa en la taza, o pon un poco de agua para mezclar con la sangre y úsala como fertilizante de plantas.
  3. Lávala con agua potable.

Cómo cuidarla:
Es importante que guardes tu copa menstrual dentro de una bolsita de tela, nunca en cajitas herméticas, ya que el material de tu copa necesita ventilación.
Lávela solamente con agua potable, no uses jabón con perfume ni químicos.
Tu copa es personal, única e intransferible.

Última modificación: 10 de febrero de 2017 a las 16:16