Cuencas

Cae del cielo en forma de lluvia, se suspende en el aire en forma de vapor, se hace piedra en forma de hielo. Brota de las oscuras profundidades de la tierra, corre serpenteando, abriendo camino en forma de ríos y arroyos; se estanca en forma de lagos y lagunas, da cobijo a una variedad de formas de vida que hacen de en sus profundidades y superficies su morada. En constante movimiento, escurre, penetra, sube, baja, da vueltas, se estanca. Deja marcas en los suelos, en los declives, en las cañadas, las quebradas, en los cerros y planicies. Y así se forma lo que llamamos de Cuenca.

Una cuenca es un espacio geográfico natural en donde las aguas que caen en forma de lluvia escurren formando ríos, arroyos o humedales. Si cerramos nuestras dos manos en concha para retener el agua, podemos tener una buena idea de lo que es una cuenca.

El agua es uno de los elementos más importantes de la naturaleza, ya que sin ella no existiría ninguna de las formas de vida. En una cuenca encontramos un variado ecosistema, tanto acuático como terrestre, formado por bosques, humedales, ríos y lagunas con los animales y plantas que los habitan. Todas estas formas de vida están estrechamente relacionadas entre sí y tienen un papel que cumplir.

El trabajo que realiza Agua y Vida: Mujeres, Derechos y Ambiente AC se enmarca en el territorio de la Cuenca del Valle de Jovel, que abarca los municipios de San Cristóbal de Las Casas, Chamula, Tenejapa, Huixtán y Zinacantán. Se ubica en la región de los Altos de Chiapas. Es una cuenca endorreica (cerrada) y semi-alargada, con una superficie aproximada de 285.58 Km2. Pertenece a lo que la CONAGUA denomina “Región XI Frontera Sur” y es una cuenca tributaria del Río Grijalva, abierta artificialmente en los años de 1974-1976.

¡Proteger la Cuenca es proteger la vida! ¡Participa!
La cuenca del Valle de Jovel necesita atención, necesita cuidado y necesita de la participación consciente de las y los ciudadanos, y más todavía del compromiso político con su restauración y preservación.

Nuestra participación como ciudadanas y ciudadanos organizándonos, dialogando, proponiendo, denunciando, vigilando y exigiendo el firme compromiso político, social y económico en el cuidado de la Cuenca es vital para nuestra presente y para nuestro futuro cercano.

Para más información sobre la Cuenca del Valle de Jovel, visita el Observatorio Ciudadano de la Cuenca del Valle de Jovel.